Te enseño en pocos pasos cómo recuperar un mueble recibidor heredado.

Recupero un mueble recibidor para mi casa

el secreter de mis abuelos

En este post te enseño cómo he restaurado un mueble recibidor antiguo que he usado para decorar la entrada de mi casa.

Es un mueble heredado de mis tíos abuelos. Cuando era pequeña vivíamos en un pueblo bastante alejado de Pamplona, pero íbamos a Pamplona todos los días para ir al colegio (y por la tarde al conservatorio). Entonces comía muchos días con mis tíos abuelos y me quedaba por las tardes con ellos. Y en su casa estaba este mueble.

Me acuerdo como si fuera ayer. Estaba al final del pasillo (era una de estas casas del casco antiguo con pasillos interminables) y encima tenía colocado el teléfono fijo. Entonces mi hermana y yo jugábamos a que llamábamos a gente imaginaria (cuando crecimos un poco incluso hacíamos bromas telefónicas). Y por supuesto, un día nos dio por rayar el mueble con un boli: te puedes fijar en el video que tiene unos rayajos en el sobre. Made by Irene & Uxua.

Te puedes imaginar la ilusión que me hace poder tenerlo en casa. Me hace ilusión hasta que se marquen los rayajos.

He pensado que puede serte útil esta transformación, ya que quizás hayas heredado también una joyita como esta y no quieras tenerlo en el trastero muerto de risa por no saber muy bien qué hacer con él.

Al final añadiré también decoración, a ver qué te parece el resultado.

Aquí va el paso a paso y todos los detalles del proceso.

Paso 1. Comprobar y decapar el mueble recibidor

Lo primero primerísimo ya lo sabes: comprobar el estado de la pieza. Sobre todo para comprobar que no haya nada roto o estropeado que haya que reparar.

Una vez comprobado que el mueble no necesita ninguna reparación ya puedes pasar a la acción: en este caso, decapar.

Cómo decapar un mueble de madera

Voy a decapar este mueble de recibidor porque lo que quiero es retirar el barniz antiguo. Para ello he usado un decapante express que es universal y sirve para madera, metal y todo tipo de materiales. Así que si no usas todo el bote, lo puedes guardar para utilizarlo en otra ocasión.

El decapante es un producto que arrasa con todo, por eso es muy importante que uses guantes. Yo he usado unos guantes de fregar y otros más normales debajo por si las moscas. En realidad, no deberías dejar que el decapante llegue a tocar el guante, porque este producto podría, literalmente, fundirlo. Por eso más vale prevenir que lamentar. Simplemente ten cuidado y trata de que no te salpique.

Te voy a explicar cómo uso yo este producto pero te aconsejo que siempre leas las instrucciones del fabricante

Cuando decapé los radiadores de mi casa (si te acuerdas, había alguno pintado de morado), tuve que usar tanto decapante que al final le perdí el respeto el producto y me manché los guantes. El producto actuó y me agujereó los guantes, quemándome la piel. Para cuando me di cuenta, era tarde. Que no te pase.

Para aplicar el decapante he usado una brocha vieja que no voy a usar para nada más, porque luego es muy difícil limpiarla.

Te aconsejo aplicar el producto por zonas pequeñas e ir trabajando poco a poco, para que el producto no se seque y no gastar más de lo necesario. Esto te lo digo porque en cuanto el producto hace efecto, hay que retirarlo y si se seca, hay que volver a repetir el proceso. Sobre todo en casos como este, en el que la capa que hay que retirar es muy muy fina.

Aplica el producto con pequeños toquecitos, pero intentando que quede una capa más bien espesa, y asegúrate de que cubres bien toda la superficie sobre la que vas a trabajar. Una vez el producto haya hecho efecto, retíralo con una espátula. El fabricante de este producto dice que con 3 minutos ya podemos empezar a retirar. Lo habitual es que haya que repetir el proceso varias veces para retirar todo el barniz. 

Cuando la capa de pintura o barniz que queremos retirar es muy gruesa, es mejor decapar con una pistola de calor o con cristal. En el próximo video de DIY de YouTube te contaré cómo decapar con cristal.

Para la última capa me he ayudado de un nanas para así profundizar un poco mejor en la veta. Pero mucho cuidado en esta parte porque te puedes cargar el mueble; hay que frotar pero sin apretar demasiado.

Hemos decapado todo el mueble, tanto el interior como el exterior, aunque en el interior no hemos insistido tanto, ya que después lo pintamos.

En la foto ves como va quedando la superficie una vez realizado el proceso. Como verás, se nota que se ha aclarado un montón.

Paso 2. Herrajes y a seguir decapando el mueble recibidor

Este paso es muy sencillo. Quitamos los herrajes del armario y terminamos de decapar el mueble de recibidor.

Para terminar de quitar todo los restos de barniz que puedan quedar, hay que lijar el mueble. De esta manera dejamos el color de la pieza unificado. Pero lo mismo que con el nanas, siempre con delicadeza.

Al manipular el mueble, algunas piezas de chapa se despegaron. Para solucionarlo, las encolamos con mucho cuidado y pusimos un poco de cinta para que se sujetaran bien. Así, problema solucionado 😅 . En realidad, parece que le pusimos tiritas.

reparación mueble recibidor

Paso 3. Limpiar y pintar

El mueble ya está decapado. Lo que toca ahora es limpiarlo bien. 

Usa un quitagrasas. Ya sabes que yo soy super fan de Volvone, pero puedes utilizar el que más rabia te de. La cosa es que lo dejes libre de grasa para que la pintura agarre bien. Este paso es muy importante porque además de la posible grasa, si no se retira bien el producto decapante, puede hacer que la pintura no se adhiera correctamente.

Cuidadín con las manchas de sangrado

Antes de pintar, ya sabes, cubre bien con cinta de carrocero las partes donde la pintura no debe llegar.
 
De todo el mueble, lo único que voy a pintar es la parte interior. Pero antes, voy a aplicar una capa de tapaporos para sellar la superficie y evitar así que salgan manchas de sangrado.
 

Por si no lo sabías, las manchas de sangrado son manchas de color rosa que aparecen al pintar. Esto es debido a una reacción del barniz típico de un mueble de los 50 con la chalk paint. El tinte que tiene el barniz se funde con la pintura que hemos aplicado, y sale a la superficie.

Una vez seca la capa de tapaporos ya puedes aplicar la pintura. Yo he utilizado esta pintura a la tiza de color verde, inglés. 

 

 

Sobre la capa de pintura he aplicado una de barniz transparente y al agua para proteger muy bien la pintura porque que es la zona que más va a sufrir con el uso.

Y como siempre, así de contentas que nos ponemos a darle a la brocha. Por cierto, ¿qué te parecen nuestros nuevos delantales? Ya profesionales total eh?😁

Paso 4. Dar cera, pulir cera

Pues eso, que toca dar un poquito de cera. No quiero cambiar el color exterior del mueble, sino realzar el color natural de la madera. Este mueble en concreto estaba bastante seco, así que he aplicado varias capas. Si no recuerdo mal, 4 capas. Esto me sirve para proteger el exterior del mueble.

 

aplicando capa de cera

La cera la puedes aplicar con unos trapos de algodón o, si no tienes, puedes usar una camiseta vieja que ya no te sirva. Pero ojo con el color de la camiseta. Intenta que sea blanco (o que sea una tela lavada muchas veces) para evitar que te pueda desteñir.

Ve aplicando la cera de poco en poco. En realidad es como si estuvieras dando crema hidratante a la madera. Esta absorberá solamente la que necesite.

Una vez que esté todo bien seco ya solo queda volver a colocar los herrajes y ya está listo el secreter. 

 

Paso 5. La decoración del secreter

Aunque me parece que está muy bonito tal cual, no podía dejar el mueble sin decoración

Simplemente le he añadido unos libros para dar un poco de color, una vela con vaso de cristal y un calendario, también con un aire un poco retro.

La lámpara es la lámpara loopcon diseño de María Morrás, una arquitecta navarra con alma de artista que me encanta.

Y si quieres saber más sobre decoración de muebles y estanterías, no te puedes perder este post. Te aseguro que es de lo mejor que he escrito en los últimos años.

interior mueble recibidor

¿Qué opinas de mi mueble recibidor viejoven?

Estoy segura de que te has dado cuenta con este tutorial de lo sencillo que es recuperar un mueble antiguo de este tipo.

Es verdad que no lo he modificado apenas, pero es que esa es la gracia. En este caso es un mueble heredado y antiguo, así que quería conservar su esencia pero hacerle unos retoques para mantenerlo joven a pesar de los años que tiene.

Me encantaría saber qué te ha parecido el resultado. O que me cuentes qué es lo que le hiciste al tuyo si ya has recuperado alguna pieza como ésta.

No me olvido de que te debo una visita virtual de mi casa, pero todo a su debido tiempo. Como ves, todavía la sigo decorando. No se si acabaré algún día….

En cuanto esté terminada, te la enseño. ¡Lo prometido es deuda!

Si te gusta Blanco Metro, también puedes: 

📷 Seguirme en Instagram, aquí

🎓 Formarte con mi Curso de Home Staging, aquí

📄 Leer más posts del blog, aquí

📼 Ver mis vídeos de Youtube, aquí

🛍️ Comprar mis productos favoritos aquí

📌 Pinear mis fotos de Pinterest, aquí

📧 O suscribirte a mi newsletter, aquí

Además, si vives en Pamplona puedes: 

🏠 Dejar que venda tu piso rápido, aquí

Al realizar un comentario en este blog aceptas su Política de Privacidad Responsable: Irene Finalidad: Moderar los comentarios Legitimación: Tu consentimiento Destinatarios: Tus datos los guardará Webempresa, mi sistema de comentarios (acogido al acuerdo de seguridad EU-US Privacy) Derechos: Tendrás derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos

Deja un comentario

Curso de Home Staging

Crea tu negocio desde cero

curso home staging online
  • Guía completa del Home Staging (+150 páginas)
  • Fotografía Inmobiliaria, ¡con vídeos!
  • Cómo conseguir clientes
  • Cómo hacer presupuestos
  • Las plantillas con las que hago mis proyectos