fbpx

Amueblar un piso para venderlo

Amueblar un piso para venderlo puede ser complicado, por varios motivos: no se puede gastar mucho dinero, y porque no conviene poner muebles que pesen demasiado, porque luego es un follón montarlos y desmontarlos.

Este post te será también útil para aprender trucos para decorar tu casa con poco presupuesto.

Cómo planificar el amueblamiento enfocado a la venta

Lo primero que hay que pensar, si el piso está vacío, es en qué estilo le va mejor al tipo de vivienda que tienes que amueblar. Cuando la vivienda tiene ya muebles, hay que intentar aprovecharlos al máximo, mejorándolos con pintura (como hicimos en esta ocasión), poniendo manteles modernos a las mesas, cambiando las cortinas, etc.

Una vez decidido eso, toca medir bien todas las estancias para poder escoger los muebles. Esto que se dice rápido no es tan fácil, pero simplemente te cuento los pasos que se dan.

Hay que tener en cuenta también la iluminación, los textiles, los colores…

Cómo amueblar un piso para venderlo

Mi recomendación para amueblar pisos vacíos para venderlos (o alquilarlos) es combinar muebles de cartón con muebles ligeros, y alguna pieza más especial. Aunque te suene raro lo de los muebles de cartón, todo mejora con los toques finales de decoración.

Amueblar un piso con muebles ligeros

A la hora de amueblar un piso para venderlo hay que pensar en la logística de montar los muebles (y de retirarlos cuando el piso se venda). Por eso, lo mejor es elegir muebles que no pesen mucho. Fíjate en esta imagen: el sofá es de cartón, la mesa era originalmente de cristal, pero lo he sustituido por un panel de metacrilato. La butaca es el modelo NOLMYRA de Ikea, que no pesa nada.

Trucos que puedes aplicar en tu casa

En la entrada coloqué un sofá de mimbre con cojines, para hacerlo más acogedor, y una consola de recibidor muy ligera (también de Ikea). Como ves, la decoración de la pared es también muy fácil de colocar, son unos salvamanteles de un bazar chino y un sombrero, colgado todo con pegatinas Command.

Tanto el cuadro que coloqué encima del sofá como los del resto del proyecto son DIYs. Pintar tus propios cuadros es una manera de ahorrar en la decoración de tu casa. 

Muchos me diréis: sí claro, pero yo no se pintar. Y yo te digo: ya, y yo tampoco.

Yo hago chapucillas que dan el pego para decorar las paredes con poco presupuesto. Si eres un experto en arte seguro que pensarás que soy una criminal. Pero no me importa, yo a lo mío.

Y si no te atreves ni siquiera a copiar estos cuadros, pues yo te los mando en PDF gratis con el Newsletter para que los imprimas y los pongas en tu casa. Para unirte a la lista y recibir los PDF cada 15 días en tu e-mail, suscríbete al Newsletter (encontrarás el formulario en el pie de página).

En este piso monté un rincón de lectura en una zona del salón que parecía olvidada. Si quieres un rinconcito parecido en tu casa, apunta los imprescindibles: una o dos butacas con un diseño especial, una mesa para apoyar los libros (y los pies!), y una lámpara de pie.

El detalle de apilar libros alrededor de las sillas me gusta mucho, y habría quedado mejor todavía con una librería detrás, pero para eso sí que no quedaba presupuesto en este proyecto.

Trucos de home staging

Por otro lado, te voy a contar algún truco de home staging que te serán muy útiles si quieres amueblar un piso para venderlo. Para empezar, no hace falta tener una TV de verdad para que lo parezca: esto es un papel negro enmarcado en un marco de Ikea (el modelo LOMVIKEN en aluminio). 

El clásico truco para amueblar un piso para la venta es montar camas con cajas de cartón, y hacer la cama encima. No puedes echarte la siesta, pero se montan y desmontan en un momento, y no pesan nada.

Por último, un truco de home staging que también puedes utilizar en tu casa: la típica mesa montada con un tablero y caballetes. Si necesitas una mesa pero no puedes gastar mucho o simplemente es algo temporal, opta por esta solución. En Ikea tienen caballetes negros que quedan bastante bien, y con un tablero alistonado tienes ya una mesa. Las sillas del escritorio son del rastro, y los cuadros ya sabes, DIY a tope!

Un cosa muy importante a la hora de vender un piso es cuidar los detalles. Aunque parezca una tontería, un detalle acogedor puede hacer a un potencial comprador sentirse bien en esa vivienda, como en casa, y hacer que quiera comprarla.

No cuesta nada poner unas flores, toallas nuevas o un dispensador de jabón bonito para dar ese toque especial a un piso en venta.

Voy a enseñarte algunas fotos más del antes y después de este proyecto de home staging en Pamplona.

Espero que te haya sido útil el post, dentro de poco te enseñaré más ejemplos de pisos amueblados para la venta.

Recuerda suscribirte al Newsletter si quieres recibir las láminas gratis. ¡Hasta pronto!

Al realizar un comentario en este blog aceptas su Política de Privacidad Responsable: Irene Finalidad: Moderar los comentarios Legitimación: Tu consentimiento Destinatarios: Tus datos los guardará Webempresa, mi sistema de comentarios (acogido al acuerdo de seguridad EU-US Privacy) Derechos: Tendrás derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos

1 comentario en “Amueblar un piso para venderlo”

Deja un comentario

Suscríbete a la newsletter

No te voy a decepcionar. Prometo enviarte solo cosas chulas, inspiración y DIYs que te van a encantar.

Ah, y las láminas GRATIS cada 15 días, claro.

Newsletter